pic nic club

MENOS PLASTICO MAS VIDA

Zero waste

Sobre gratitud, buena energia y....Marie Kondo.

Camino zero wastediana riccitelliComment
dress-2583113_1920.jpg

Hoy os quiero hablar de lo importante que puede ser la gratitud hacia lo que tenemos y lo que hacemos.

Los últimos meses han sido un locura, tengo una familia y una casa, y poner toda mi energía en el proyecto de Pic Nic Club ha supuesto que muchas otras área de mi vida y de mi entorno los tuve que dejar aparcados y no le di ningún cuidado. 

Una de ella es mi casa, en la cual vivo desde hace un año y que sin darme cuenta, se volvió un lugar donde mis cosas están simplemente aparcadas, donde no he tenido tiempo para los detalles y para ni siquiera pensar en cómo me gustaría sentirme allí. 

A raíz de la serie de Netflix sobre Marie Kondo, la gurú japonesa de la organización y del orden en casa, me inspirè a replantearme un poco como es el entorno en el cual vivo. 

La verdad es que para mí no creo sea un problema de cantidad de cosas, ya que hice muchísimas mudanzas en mi vida y he ido eliminando mucho en el camino. Incluso había leído su libro (La magia del orden) y intentado poner en práctica su método (sin mucho éxito la verdad).

Pero esta vez, no sé si por la serie o porque era el momento justo para mí, entendí que lo que necesito no es simplemente reorganizar mis cosas. Lo que sí necesito es ir a través de todo el proceso con la justa energía y gratitud.

Creo que solo ahora he entendido que nuestra casa es el espejo de cómo vivimos y de cómo fluye nuestra energía, y ir tocando cada cosa y quedarte solo con las que te provocan felicidad es una manera de valorar lo que tienes, y no sólo lo material. Agradecer lo vivido es fundamental para poder seguir adelante. Agradecer la casa y los objetos que están en ella, reconocer que ellos también tienen un valor y, juntos a nosotros y a la importancia que les damos, crean la energía que nos rodea. 

Asi que hablé con mi pareja y le pedí que nos pusiéramos juntos a re ordenar con ese método, para que la casa se empapara de una nueva energía y pudiéramos encontrar un nuevo equilibrio que, sinceramente, era muy necesario. 

El resultado fue genial, y os digo que apena hemos empezado. Solo hicimos la ropa y algo de los libros. Una tarde le intenté comunicar esa sensación de gratitud hacia lo que tenemos también a mi hija y hicimos las camas todos juntos poniéndole mucho amor y energía positiva, alisando cada pliegue con atención y dedicación y ....los niños lo pillan en seguida y se entusiasman de estas cosas locas, nos pusimos a hacer los angelitos de nieve en las camas diciendo:"love love love". Luego encendimos un incienso y juntos esparcimos su humo por toda la casa cantando otra vez:"love love love".

Mi casa no es perfecta, ni he tirado cosas, pero de alguna manera me siento mucho más cómoda y relajada en ella. Acepto con mucho meno estrés que no llego a todo y dejo que mi marido colabore mas, sin criticar demasiado que las cosas no siempre están hecha como digo yo. 

Sé que la serie ha sido muy criticada por qué se comenta que Marie no hace bastante hincapié en no tirar las cosas y en vez donarla o intentar reutilizarlas. Pero si habéis leído el libro ella lo dice, además de decir que lo importante no es la cantidad de cosas que decidimos quedarnos, lo importante es pararse un momento a decidir cuál es la energía que queremos mantener en nuestra vida.

Yo no lo tengo para nada todo solucionado, pero he elegido acordarme cada día de lo afortunada que soy. Aceptar que no lo puedo controlar todo y así sentirme más ligera mentalmente. 

Te invito a probar: abraza las cosas que te rodean, ámala aunque decidas que ya no te sirven, reconoce y agradece el valor que tienen o han tenido.

Estoy convencida que, como dice Marie Kondo, esto te llevará a pensártelo dos veces antes de comprar algo, o antes de dejar entrar algo en tu vida, porque serás más consciente de lo que necesites de verdad, y no de lo que otros te digan que necesitas. 

No es esta una manera de consumir menos? Yo creo que sí, y tú? 

DIY Pasta de dientes al matcha

DIYdiana riccitelliComment
pasta de dientes al matcha

Una de la primera cosas que deje de comprar cuando empecé mi camino hacia una vida con meno desperdicio es la pasta de dientes, y desde el principio estuve muy contenta con los resultados de mis experimentos caseros.

Cuando llegué en Barcelona, pero, he decidido probar a comprar una pasta de dientes ya hecha en envase sin plástico. He gastado bastante dinero en esta jarritas para descubrir que no me gusta usarla, su textura no es para mi (no dudo de su calidad) y me deja la boca demasiado seca y empastada.

Asi que he vuelto a hacer mi pasta de dientes casera, con un toque japonés, porqué me acuerda mis años viviendo en Japón y porqué simplemente amo el té matcha 🍵.

Hace meses encontré una receta en un blog en inglés que se llama The Zero Waste Japan.

Esta receta es igual a la que siempre he usado, más el polvo de matcha y en vez de el aceite esencial de menta, el aceite esencial de menta tradicional japonesa.

La receta no puede ser más sencilla, yo he reducido la cantidad de la mitad y pude rellenar una carrera de vidrio pequeña.

Ingredientes:

Primero herví el botecito de vidrio en agua para algunos minutos y lo sequé bien.

Después incorporar el aceite de coco con el bicarbonato, a seguir el matcha y por último las gotas de aceite esencial. Mezclar todo asta que no se vean grumitos, y…ya está lista la pasta de dientes en estilo japones.

En el blog original se explican también las propiedades de el té verde matcha, que son infinitas, pero aquí nos interesa sobretodo su propiedad anti inflamatoria y anti bacteriana que se añaden a las similares prosperidades de el aceite de coco.

Si acabas experimentando con esta receta no te olvides de compartir los resultados con nosotras! (Instagram @pic.nic.club. )