pic nic club

MENOS PLASTICO MAS VIDA

Camino zero waste

Sobre gratitud, buena energia y....Marie Kondo.

Camino zero wastediana riccitelliComment
dress-2583113_1920.jpg

Hoy os quiero hablar de lo importante que puede ser la gratitud hacia lo que tenemos y lo que hacemos.

Los últimos meses han sido un locura, tengo una familia y una casa, y poner toda mi energía en el proyecto de Pic Nic Club ha supuesto que muchas otras área de mi vida y de mi entorno los tuve que dejar aparcados y no le di ningún cuidado. 

Una de ella es mi casa, en la cual vivo desde hace un año y que sin darme cuenta, se volvió un lugar donde mis cosas están simplemente aparcadas, donde no he tenido tiempo para los detalles y para ni siquiera pensar en cómo me gustaría sentirme allí. 

A raíz de la serie de Netflix sobre Marie Kondo, la gurú japonesa de la organización y del orden en casa, me inspirè a replantearme un poco como es el entorno en el cual vivo. 

La verdad es que para mí no creo sea un problema de cantidad de cosas, ya que hice muchísimas mudanzas en mi vida y he ido eliminando mucho en el camino. Incluso había leído su libro (La magia del orden) y intentado poner en práctica su método (sin mucho éxito la verdad).

Pero esta vez, no sé si por la serie o porque era el momento justo para mí, entendí que lo que necesito no es simplemente reorganizar mis cosas. Lo que sí necesito es ir a través de todo el proceso con la justa energía y gratitud.

Creo que solo ahora he entendido que nuestra casa es el espejo de cómo vivimos y de cómo fluye nuestra energía, y ir tocando cada cosa y quedarte solo con las que te provocan felicidad es una manera de valorar lo que tienes, y no sólo lo material. Agradecer lo vivido es fundamental para poder seguir adelante. Agradecer la casa y los objetos que están en ella, reconocer que ellos también tienen un valor y, juntos a nosotros y a la importancia que les damos, crean la energía que nos rodea. 

Asi que hablé con mi pareja y le pedí que nos pusiéramos juntos a re ordenar con ese método, para que la casa se empapara de una nueva energía y pudiéramos encontrar un nuevo equilibrio que, sinceramente, era muy necesario. 

El resultado fue genial, y os digo que apena hemos empezado. Solo hicimos la ropa y algo de los libros. Una tarde le intenté comunicar esa sensación de gratitud hacia lo que tenemos también a mi hija y hicimos las camas todos juntos poniéndole mucho amor y energía positiva, alisando cada pliegue con atención y dedicación y ....los niños lo pillan en seguida y se entusiasman de estas cosas locas, nos pusimos a hacer los angelitos de nieve en las camas diciendo:"love love love". Luego encendimos un incienso y juntos esparcimos su humo por toda la casa cantando otra vez:"love love love".

Mi casa no es perfecta, ni he tirado cosas, pero de alguna manera me siento mucho más cómoda y relajada en ella. Acepto con mucho meno estrés que no llego a todo y dejo que mi marido colabore mas, sin criticar demasiado que las cosas no siempre están hecha como digo yo. 

Sé que la serie ha sido muy criticada por qué se comenta que Marie no hace bastante hincapié en no tirar las cosas y en vez donarla o intentar reutilizarlas. Pero si habéis leído el libro ella lo dice, además de decir que lo importante no es la cantidad de cosas que decidimos quedarnos, lo importante es pararse un momento a decidir cuál es la energía que queremos mantener en nuestra vida.

Yo no lo tengo para nada todo solucionado, pero he elegido acordarme cada día de lo afortunada que soy. Aceptar que no lo puedo controlar todo y así sentirme más ligera mentalmente. 

Te invito a probar: abraza las cosas que te rodean, ámala aunque decidas que ya no te sirven, reconoce y agradece el valor que tienen o han tenido.

Estoy convencida que, como dice Marie Kondo, esto te llevará a pensártelo dos veces antes de comprar algo, o antes de dejar entrar algo en tu vida, porque serás más consciente de lo que necesites de verdad, y no de lo que otros te digan que necesitas. 

No es esta una manera de consumir menos? Yo creo que sí, y tú? 

diy Desodorante para tus pies

Camino zero waste, DIYdiana riccitelliComment
desodorante para pies

La verdad es que hoy quería compartir una receta para hacer tu propio desodorante en casa. Yo lo hago pero con cantidades casuales y a veces me sale bien y a veces menos. Además hay muchas recetas casera en internet, así espero que vas a encontrar más que una solución.

Hoy vamos a hacer algo súper sencillo que me ayudó mucho, sobretodo cuando vivía en Japón donde tienes que quitarte los zapatos cada segundo, sea en una tienda, al trabajo, en un restaurante, en casa de tus amigos y en tu propria casa también.

La costumbre de quitarse lo zapatos para entrar en casa me encanta, pero para mi que tengo un problema con el olor de mis pies (sudan mucho), es algo que me daba mucha vergüenza.

Había probado a usar el talco, pero no me funcionaba bastante. Si absorbía un poco, pero no era suficiente.

Un día decidí comprar en internet un libro sobre los aceites esenciales, porque he pensado que me iba a servir en mi camino zero waste, para saber cual aceite esencial usar para diferentes DIY.

Este libro es una biblia de los aceites esenciales (lo aconsejo, pero es en inglés), y consultando su páginas me encontré con esta receta para el olor de pies.

Ingredientes

Mezcla estos dos ingredientes bien, los dejas secar y si hay grumitos los rompes con un tenedor.

Aconsejo aprovechar de un viejo envase de algunas especias que se te acabò. Su tapa con agujeros será perfecto para distribuir el producto en tus pies y en tú zapatos.

Espero que esta receta te pueda ser útil. Este mes de DIY zero waste se está acabando, que te va a proponer mi hermana la próxima semana?

Déjanos saber tu opinión y tus ideas, nos encanta leer los comentarios, que sean aquí o en nuestra cuenta Instagram (@pic.nic.club), así que te esperamos!

DIY Crema facial casera, fácil y vegana!

DIY, Camino zero wastediana riccitelliComment
crema facial vegana diy

Como prometí la semana pasada, hoy vamos a hablar de otro experimento que hice, para hacer crema en casa y reducir todos tipos de desperdicios. 

Me hice una crema para la cara, que encontré en un blog y que verdaderamente me encanta. La receta original lleva cera de abeja, pero nosotras la substituimos por la cera vegetal que usamos para hacer nuestros vegwrap. Además usamos manteca de karite y aceite de jojoba, aceites esenciales de romero y lavanda. Por favor tengáis cuidados con los aceites esenciales, ya que hay que tener conocimientos sobre ellos (yo no soy una experta), porque algunos no son aptos para cosmética y otros son fotosensibles, así que tienes que informarte antes de cuales puedes usar, según tu piel y tú sensibilidad. 

Como veréis la receta es bastante simple, y podéis usar los aceites que más os apetezca, o que tengáis por casa. Lo único que te aconsejo es ir probando hasta que encuentres lo que más te gusta. Yo hago mucha menos cantidad de producto de la que viene en la receta original, para ir variando y porque aún así sale mucha cantidad y tardo mucho en gastarla ( y no quiero se estropee). 

Un problema al hacer menos cantidad es que yo tengo una batidora muy grande y al hacer poco una vez no se mezcló bien. Tiene que ser un poco como la mayonesa, cuando viertes los aceite en la batidora para mezclarlo con el agua y aceites esenciales, tienes que hacerlo poquito a poco, para que se vuelva como una cremita y no se quedes separadas las dos soluciones. 

Así que no te desanime si no te sale alguna vez, les iras encontrando el truco, pero el resultado es una crema muy nutritiva y que además  de oler fantásticamente me deja la piel más tersa y suave! 

He regalado unos cuantos botecitos a algunas amigas, y todas estaban encantadas. 



Receta con las cantidades que hicimos nosotras:

50 ml agua filtrada y hervida ( déjala enfriar) 

15 gotas de aceites esenciales entre romero y lavanda.

17 ml manteca de karite ( aceite sólido, que puede ser también de coco o manteca de cacao)

33 ml aceite de jojoba ( aceite líquido que puede ser de almendra de olivas u otro)

6 gr de cera vegetal ( puedes elegir entre cera de soja, candelilla, arroz, carnauba)


Verte el agua y los aceite esenciales en la batidora y bate unos segundos.

Calienta a baño María los otros ingredientes hasta que estén bien amalgamado y déjalos enfriar.

Una vez enfriado, vuelve a batir la mezcla aguosa i verte a hilo la mezcla de los aceites y cera, hasta que se amalgame en crema .


La guardo en un bote grande y bien limpio en una estantería a obscura y voy usando sólo la que pongo en un bote más pequeñito para luego rellenarlo cuando termina! Nunca fue tan fácil cuidarse y con poco gastos y desperdicios. Anímate a probar y a compartir tu experiencia. 

Si te animas a hacer tu propria cremita, decanos saber que tal y si quieres compartir fotos en tu redes sociales aquerdate de pusiera el tag @pic.nic.club para que podemos ver tus creation ;)